La investigación tiene como punto de partida la visión de los niños y las niñas como sujetos de derecho y la concreción de los derechos enunciados en la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) de la ONU, así como la promoción de un enfoque coordinado, integral y multisectorial de la primera infancia. Ratificando que la educación es un derecho humano fundamental desde el nacimiento, el estudio analiza los sentidos que se le otorgan a la atención y educación en la primera infancia (AEPI) en los marcos políticos y legislativos de América Latina y el Caribe.

[ENGLISH]

 
 

El primer informe mundial de UNICEF sobre la educación preescolar presenta un análisis exhaustivo de la situación de la educación en la primera infancia en todo el mundo. También proporciona un conjunto de recomendaciones prácticas para que los gobiernos y los asociados consigan que la educación preescolar de calidad sea universal y sistemática. Al observar que al menos 175 millones de niños –el 50% de la población en edad preescolar– no participan en ningún programa de educación preescolar, el informe hace un llamamiento a los gobiernos para que asignen el 10% de su presupuesto nacional de educación a la ampliación de estos programas. Los fondos deberían invertirse en el apoyo a los docentes, el establecimiento de normas de calidad y la ampliación equitativa, dice el informe.

[ENGLISH] [FRANÇAIS]

 
La educación de la primera infancia tiene el potencial de ampliar las oportunidades de los niños desfavorecidos, siempre que en los programas la inclusión sea el principio rector. Si bien la comunidad internacional se ha comprometido a impulsar la educación inclusiva, los esfuerzos por extender este objetivo a la primera infancia varían de un país a otro. El acceso universal es la base de la inclusión, y los países deben superar obstáculos relacionados con la situación socioeconómica, el origen étnico, el género, el idioma, la discapacidad y la distancia geográfica. Es necesario que los diversos interlocutores cooperen para identificar tempranamente las necesidades especiales y prestar servicios integrales, y que elaboren currículos inclusivos que fomenten el desarrollo socioemocional de niños y niñas y la construcción de su identidad. Por último, se debe proveer a las docentes y los docentes los conocimientos, la capacitación y el apoyo necesarios para que puedan aplicar prácticas inclusivas y trabajar junto a familias de todos los orígenes sociales.