Cuando los Estados han ratificado o se han adherido a los tratados internacionales que reconocen el derecho a la educación, deben garantizar y aplicar este derecho a nivel nacional.

Se recomienda encarecidamente a los Estados que incorporen el  derecho a la educación en sus constituciones y que lo apliquen a través de la adopción de leyes y políticas.

Mientras que el derecho a la educación es reconocido en todo el mundo, la aplicación a nivel nacional puede variar en función de las necesidades de cada Estado. Por ejemplo, los programas de estudio pueden reflejar necesidades culturales y lingüísticas.         

Esta sección proporciona orientación sobre la manera de encontrar información relevante sobre la aplicación y el cumplimiento del derecho a la educación a nivel nacional e indica qué tipo de información analizar y donde encontrarla.